yo-amo-mi-trabajo

Empleados felices: Valor para tu empresa

| | Comments are off for this post.

Cuando hablamos de agencias de marketing es común tener presentes conceptos como “fuga de talentos”, “rotación de personal” y “frustración”, mucha frustración. Estos términos son tan comunes que se convierten en parte de la rutina del ejercicio marketero, sin embargo, tal parece que está condición no tiene mucho futuro y las agencias ya están haciendo su labor para enfrentarla.

Actualmente los empleados esperan mucho más, se arriesgan y toman retos. Las rotaciones inician en su hambre de crecer y emprender, retarse profesionalmente y alcanzar metas no sólo en cuestiones de trabajo, sino también de vida. Lo que ahora los motiva no es lo mismo que hace diez o 20 años, no piensan en pensiones porque no quieren quedarse en un sólo trabajo, no buscan prestaciones porque buscan un trabajo flexible que les dé la oportunidad de viajar y conocer el mundo, no buscan a un buen jefe, buscan a un líder, no quieren trabajar para alguien, quieren trabajar por una causa, etc.

El mundo ha cambiado

La tecnología ha cambiado la manera en que las personas se relacionan y cómo trabajan. Ahora pueden conectarse remotamente, sincronizar trabajos, comunicarse a cualquier hora y en cualquier lugar. La tecnología rompe con los límites para crecer en lo laboral y al mismo tiempo vincula los aspectos de la vida cotidiana con los profesionales, haciendo más pequeña la brecha entre un trabajo por un sueldo y un trabajo por una pasión.

Y no sólo la introducción de la tecnología ha cambiado la relación con los empleados en las agencias, también las ganas de estos de moverse, de no mantenerse estancados, buscar retos y cumplir sueños. Los empleados trabajan para su beneficio, en sus horarios y con sus condiciones. Las agencias de marketing se han encontrado con una rotación de empleados de hasta el 100% al año, es decir, cambian de personal en su totalidad cada 12 meses.

¿Qué pasaría si un ejecutivo estrella en la agencia se fuera de un día a otro? No caigamos en el pánico, seguramente sería un golpe para todos los que integran la agencia, sin embargo, también es una oportunidad para que alguien con mejores capacidades llegue y haya un proceso de aprendizaje.

Sin embargo, el ideal es que el aprendizaje y la generación de conocimiento se dé en plazos más prolongados, que el personal cumpla ciclos y sea capaz de cerrar más de un proyecto, para así generar especializaciones y vínculos con clientes. Entonces entra la cultura organizacional, una herramienta a la cual se recurre para que los empleados se sientan motivados y apreciados en el lugar donde trabajan ¿a quién se le da amor que llore?

Un estudio hecho por Glassdor arrojó que las empresas en donde los empleados están más felices desempeñan entre el 26 y 57% mejor sus actividades que el promedio en el mercado, lo que las vuelve mejor calificadas para trabajar en ellas.

La fórmula es simple: las mejores empresas atraen a los mejores empleados. Los cuales, a su vez, ofrecen un valor adicional.

Para ser sinceros, la mayor parte de las agencias son pequeñas y medianas empresas que quizás no tengan todos los recursos para generar comodidades para sus empleados. Sin embargo, hablar de horarios flexibles, home office, estimulación de metas propias, capacitaciones y otras maneras de inspirar a los empleados pueden ser las mejores prácticas para mantenerlos felices 🙂

I love my job - positive concept handwritten on black chalkboard with volume red heart symbol