jennifer

Las últimas tendencias: Angelina, Jennifer, #LadyCoralina y una boda regalada.

| | Comments are off for this post.

Las tendencias en internet son express, un par de días, una semana y pum, desaparece la emoción de la novedad. Si no te subes al tren del mame justo cuando inicia ya estás perdido.

Morbo y drama

Es así como muchas veces se comparten contenidos sin pensar qué se está fomentando o cuál será el alcance que se tendrá. La semana pasada iniciábamos con la noticia sobre el divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt, los memes de Jennifer Aniston (ex pareja del susodicho) no se hicieron esperar, se mostraba entonces a Aniston feliz de la separación, gifs, memes, artículos completos hablando del tema. Dos mujeres peleando por la atención de un nombre, una década después nombraban a una ganadora por un matrimonio fallido. Historias que se tejían y conclusiones que se inventaban ¿realmente a Jennifer le importo que su ex pareja terminara una relación donde se procrearon 6 hijos? ¿realmente estaba feliz? El morbo y el drama se convirtieron en los verdaderos protagonistas en un día donde internet ardió.

Resultado de imagen para jennifer aniston

#LadyCoralina

Después entro empujando la noticia de #LadyCoralina, la cual subió como la espuma y se podía ver las timelines llenas de sus fotografías ¿quién era? ¿qué había hecho? Pues bien, #LadyCoralina era una chica de la alta sociedad que fue captada dándose un beso con alguien que no era su novio justo en su despedida de soltera ¿cuál era la noticia? Que a la chica la mandaron a volar y la boda había sido cancelada. Entonces se genero una oleada de críticas a favor y en contra. Los usuarios de redes sociales generaron rápidamente contenidos, memes y gifs. Dieron con el nombre de la chica y buscaron fotos privadas para poder recrear la historia. Siempre me he preguntado qué tanto tiempo de ocio puede tener una persona para hacer esto. Pues bien, al parecer mucho ya que la noticia continua y ahora que el novio perdono a la chica los verdugos de las redes sociales también han hecho sus posturas.

Resultado de imagen para lady coralina

Subanse que hay lugares 

Finalmente está #LadyDesmayo -¿por qué todas son ladys?- Esta chica se desmayo cuando su novio estaba a punto de pedirle matrimonio y fue así como su video se hizo viral. En realidad ella fue quien lo compartió desde su cuenta y después pidió apoyo para que le dieran like a una joyería y poder ganarse unas argollas para el tan esperado día. No pasó mucho tiempo antes de que otras marcas se subieran al tan famoso tren del mame, hubo ofrecimiento de despedida de soltera, paquetes de foto, y otros servicios siempre y cuando se llegara a cierta cantidad de interacción.

Las marcas aprovecharon el momento, se subieron al tren mientras esté tenía velocidad y mejor aún, con permiso de la mujer que agradecía los regalos y a su vez comunicaba su alegría, ya que al menos su video había sacado miles de carcajadas.

¿A quién le importa nuestra opinión?

Alguna vez leí por ahí ¿realmente a quién le importa nuestra opinión? ¿no podríamos guardarnos el juicio y dejar de arruinar vidas? ¿por qué consumimos este tipo de contenidos? Y peor aún ¿por qué los hacemos virales? Esto no pretende ser un regaño a una conducta que quizás  es inconsciente y solo se contagia por ser un contenido “chusco”. Sin embargo, hay que reflexionar qué clase de contenidos se nos hacen novedad, compartimos y se vuelven temas de sobremesa en la convivencia diaria ¿de qué contenidos nos estamos nutriendo?

Finalmente no hay como exentarse del tren del mame, ni como darle gusto a las personas hablando de ciertos temas y omitiendo otros. Sin embargo, sí se podría hacer un ejercicio de reflexión acerca de qué estamos compartiendo desde nuestros perfiles y cómo está afectando virtualmente la vida de personas que igual que nosotras están expuestas de manera real al escrutinio público.

Las marcas deben considerar cómo publicar con ética, qué tan beneficioso es para ellas subirse al tren exponiendo la privacidad de las personas y si realmente es beneficioso para alguien hacerlo. No hay un manual de buenas prácticas, sin embargo, debería existir en un ideal el filtro de considerar consecuencias, alcances y beneficios antes de compartir.