stevejobs

Steve Jobs nos ayuda a aprender a hacer presentaciones que cautiven

| | Comments are off for this post.

Hay una gran diferencia entre lo que se hace en la escuela y cómo nos han enseñado a hacer presentaciones y lo que funciona en el ámbito profesional. Sobre todo si lo que quieres es cautivar al público.

Para ayudarte a dar este paso de estudiante a profesional, aunque sea en el Keynote, le pedimos ayuda a uno de los mejores y más cautivadores presentadores de la historia: Steve Jobs.

 

Vamos a resumir en 10 pasos:

 

1.Crea una historia que capture el corazón y la mente de tus espectadores.

Los humanos han contado historias por miles de años. Y nadie, nadie vive sus vidas en viñetas. Vivimos nuestras vidas en imágenes e historias.

Una historia tiene un inicio, un cuerpo y un final.

Inicio: Caperucita Roja se pierde en el bosque de camino a la casa de su abuelita.

Cuerpo: El lobo engaña a Caperucita haciéndole creer que es su abuelita.

Final: Caperucita se escapa de las garras del lobo con la ayuda del leñador, aprendió su lección y nunca volverá a pasear sola por el bosque.

Ahora, hay que incluir emociones a tu historia, las emociones son las que hacen que tu historia se quede en la memoria de quien la escucha. Las emociones son como señales de luz neón diciéndole a tu cerebro “recuerda esto”.

La lógica por si sola no funciona para que tu espectador te recuerde.

 

2. Crea diapositivas que lleven a tu audiencia a decir “SÍ”.

Para obtener un “SÍ” debes responder antes las preguntas de tu audiencia:

  • ¿Por qué debería importarme?
  • ¿Cómo Esto mejorará mi vida?
  • ¿Qué debo hacer ahora que lo sé?

 

3. Empieza por decirnos por qué debería importarnos.

Capta su atención explicándoles por qué lo que vas a explicar debería ser de su interés.

 

4. Muéstranos cómo es que lo que vas a explicar hará nuestras vidas mejores.

Una imagen vale más que mil palabras.

 

5. Usa un lenguaje simple y directo deja ya las palabras rebuscadas.

Lo único que conseguirás al usar tus palabras domingueras es que te perciban como arrogante y es lo que menos deseas cuando quieres comunicar algo importante, entonces, háblales en su idioma, en cristiano, pues.

 

6. Usa metáforas  para darle significado a tus palabras.

“Para mí las computadoras son la más importante herramienta jamás inventada. es el equivalente de una bicicleta para nuestras mentes” Steve Jobs

 

7. Desecha de una vez por todas las viñetas.

Steve jamás usó viñetas, JAMÁS. Las viñetas sirven para hacer listas, no para hacer presentaciones.

 

8. No sólo nos hables muéstranos.

Los seres humanos procesamos las imágenes 60,000 veces más rápido que las palabras escritas. Además cuando recordamos, lo hacemos en imágenes, es 6 veces más fácil recordar algo cuando lo ves que cuando lo lees.

 

9. No es sólo una presentación es todo un show.

Práctica, práctica, práctica.  Para una presentación de una hora tienes que planear:

  • 30 horas para crear una historia
  • 30 horas para diseñar las diapositivas
  • 30 horas de ensayos

 

10. No hay atajos en la excelencia

Si tu objetivo es realizar algo grande no puedes, ni debes descartar ningún paso. Prepárate para cautivar a tu audiencia y recuerda: práctica, práctica, práctica.

Después de aplicar estos pasos genera emociones, recuerdos y empatía con tu audiencia y entonces sí, sal y sé el amo del escenario.